martes, 22 de febrero de 2011

Comunicado inicio de huelga de hambre de lxs compañerxs acusadxs en el "caso bombas"

Comunicado inicio de huelga de hambre de lxs compañerxs acusadxs en el
"caso
bombas"<http://www.acratas.com.ar/2011/02/comunicado-inicio-de-huelga-de-hambre.html>

21.2.11

*[Adhieren a la huelga: Monica Caballero, Andrea Urzua, Rodolfo Retamales,
Felipe Guerra, Camilo Perez, Carlos Riveros y Francisco Solar]*


<http://1.bp.blogspot.com/-VZjL8RugNq4/TWLwjNiMCSI/AAAAAAAAAZ0/M_8gfSM1vis/s1600/libertad.jpg>

*Comunicado:*

El 14 de Agosto de 2010 el Ministerio Público por medio de la Fiscalía
Metropolitana Sur emana una serie de órdenes de detención y allanamientos,
aplicando todo el terror Policial a casas particulares y centros culturales,
que arroja la detención de 14 personas en esta razia represiva y
comunicacional, conocida mediáticamente como “caso bombas”. Todos acusados
de pertenecer a una supuesta asociación ilícita terrorista creada en la
irracional mente de algunos “profesionales del derecho” y que hoy nos
mantienen tras las rejas.

Aproximadamente hace cinco años se inicia la investigación del mediático
“caso bombas”. Así durante el gobierno de Bachelet, el estado destinó tres
fiscales con dedicación exclusiva con el objeto de esclarecer la autoría de
cada uno de los bombazos colocados a estructuras financieras, policiales, de
servicio público u otras. En este tiempo se recopilaron más de 43 tomos con
datos aportados por fuentes policiales, peritos criminalísticos, testigos
protegidos, declaraciones, vigilancia a hogares, seguimientos a sospechosos
y su entorno familiar, intervenciones telefónicas y allanamientos a hogares
y bibliotecas populares (todos ellos los mismos lugares en que irrumpió la
policía la madrugada del 14 de Agosto de 2010). ...(leer más)

Con todo este material ningún fiscal ni juez tomó la decisión de encarcelar
a nadie. La evidencia aportada no es suficiente, es difusa y no permite
identificar a los responsables de la colocación de bombas. Incluso el fiscal
Xavier Armendáriz declara ante las ansias de resultados por parte del
Ministerio del Interior de la época que “…es necesario actuar con cautela
investigativa ante lo débil de las pruebas…” más aún cuando los “…autores de
los bombazos no integran células violentistas propiamente tal, sino que se
trata de grupúsculos sin orgánica, ni cabecillas…” (Emol 27 noviembre 2009).

Toda esta manera de actuar en derecho cambia el 14 de Junio de 2010 al ser
removido de su cargo Armendáriz, producto de presiones de Ministro del
Interior Rodrigo Hinzpeter hacia el fiscal Nacional Sabas Chahuán. Así entra
en escena el fiscal Alejandro Peña, descrito por el diario La Tercera como
“…una paradoja ambulante, la que resulta de la fusión en un solo ser de la
burocracia judicial y policial con la fantasía de un prestidigitador”. Con
esta presentación el montaje comienza.

El fiscal desarrolla una nueva estrategia sin reparar en los costos humanos
que este accionar conlleve. Si antes los fiscales que le precedieron no
pudieron reconocer, ni identificar orgánicas definidas, el fiscal se
preocupó de inventarlas y buscar por todos los medios hacer que las piezas
calzaran en su nueva “línea investigativa”. Estructurar la famosa asociación
ilícita con cabecillas los cuales no se hablaban en años; ejecutores que ni
se conocían y lo más gracioso financistas europeos!!, como si 950 euros
enviados en una ocasión a uno de los imputados fuera una gran remesa para
acciones subversivas (casas de seguridad, autos, armas, documentación falsa,
etc. ). Cuanta imaginación de este personaje, incluso inventaron nexos entre
uno de los supuestos cabecillas con el paquistaní detenido en la Embajada de
Estados Unidos por supuestas trazas de TNT y posteriormente puesto en
libertad a pocas semanas.

Finalmente la fantasía ayuda a la planificación de esta “novedosa
estrategia”, sobre todo con la campaña mediática, informativa y
comunicacional desplegada por los medios oficiales de la información que
comienzan a entregar datos de los supuestos sospechosos de colocación de
artefactos explosivos, lugares que frecuentan, perfiles de supuestos
líderes, etc. Los dardos apuntan a personas vinculadas a espacios sociales,
canales y radios comunitarias, estudiantes que adscriben a ideas
libertarias, ex presos políticos y todos reconocidos críticos del modelo
neoliberal y solidarios con la lucha de los pueblos, en especial con la
llevada a cabo por el mapuche en su anhelo por mantener su identidad,
cosmovisión y territorio. No se persiguen actos si no ideas, relaciones de
amistad, bibliotecas autónomas, casas okupas y espacios de cultura, arte y
de encuentro comunitario.

Una vez diseñado el escenario teatral, sus protagonistas y correspondientes
características físicas y psicológicas, con la opinión pública perfectamente
moldeada, el golpe represivo se desata; para entonces habían transcurridos 2
meses desde que asume como director del montaje jurídico policial Alejandro
Peña. Con las mismas carpetas, los mismos diálogos, lugares, actores y un
remozado guión incriminatorio el espectacular operativo copa los canales
televisivos la mañana del 14 de Agosto de 2010.

Luego de nuestra detención la fiscalía solicitó tres días para formalizarnos
de los hechos acusatorios, situación que en la práctica debiera realizarse
el mismo día de nuestro arresto. Posteriormente solicita un plazo de 180
días (6 meses) de prisión preventiva hasta el cierre de la investigación,
plazo que finalizó el 14 de Febrero de 2011, día en que se nos notifica que
la fiscalía nos someterá a una nueva formalización el 16 de Marzo de 2011,
todo esto enrarece aún más este juicio. Nada nos dice que Alejandro Peña
solicite 6 meses más como plazo para armar su puzle policial.
En estos largos meses no sólo hemos permanecido 22 horas diarias en celdas
individuales de 2 x 3 metros, visitas 1 vez a la semana con nuestros
familiares durante tres horas en reducidos espacios sin luz natural, sino
que también hemos vivido en carne propia la tortura de los funcionarios del
estado. Como muestra de lo ocurrido, el 8 de octubre de 2010 profesionales
del Servicio Médico Legal más agentes de LABOCAR, DIPOLCAR y gendarmes
extrajeron violentamente muestras de ADN a cada uno de los imputados, para
ser contrastadas con las muestras recogidas en los lugares de los bombazos.
Esta “prueba científica” no arrojó ninguna relación entre nosotros y lo
hallado en los lugares de los sucesos.

Por otro lado, somos testigos de cómo las evidencias almacenadas en las
carpetas investigativas sólo se afirman en conjeturas policiales basadas en
amistades, lazos familiares o concurrencia a marchas públicas, actividades
político culturales y tocatas; y aún así en este continuo supuesto, cabe
señalar que entre todos los imputados no nos conocíamos hasta el día de
nuestra detención, por lo que es imposible que conformemos alguna supuesta
“asociación terrorista”, menos aún una organización.

Cabe señalar que en ninguno de los allanamientos realizados se encontró
ningún tipo de evidencias ni material para la fabricación de artefactos
explosivos, tampoco existen pruebas dactilares o filmográficas que inculpen
a ninguno de los imputados.

Ante los vicios y aberraciones judiciales, carpetas secretas, intervenciones
telefónicas a nuestros abogados, la continua utilización de testigos
protegidos con antecedentes psiquiátricos como Rodrigo Vera Morales y
Gustavo Fuentes Aliaga y por todo lo anteriormente expuesto hemos decidido
comenzar una huelga de hambre de carácter líquida desde las 00:00 horas del
21 de Febrero de 2011 exigiendo:

1.- LIBERTAD INMEDIATA

2.- TÉRMINO DEL MONTAJE JURÍDICO POLICIAL

3.- FIN A LA LEY ANTITERRORISTA HEREDADA DE LA DICTADURA Y PERFECCIONADA POR
LA DEMOCRACIA

4.- FIN A LOS PLAZOS INVESTIGATIVOS Y REALIZACIÓN INMEDIATA DE UN JUICIO
JUSTO.
*
NO MÁS MONTAJES MEDIÁTICOS, JURÍDICOS Y POLICIALES!!!*
*
LIBERTAD A TODXS LXS PRESXS POLÍTICXS CHILENXS Y MAPUCHE!!!*

No hay comentarios.: